04 septiembre 2008

Tiempos turbulentos: En el reinado de Ricardo I...

La verdad es que escribir la reseña de esta novela no estaba entre mis prioridades, pero como la casualidad ha querido que hoy me tropiece con ella, qué mejor que aprovechar el recordatorio.

Como seguramente ya habréis comprobado, este post está recogido dentro del apartado "en boca cerrada...". Y no es para menos, pues Berenguela no aparece mencionada o referida ni una sola vez. La cosa sería perdonable si la referencia a Ricardo 'Corazón de León' en el título de la obra sólo tuviera por objeto situarla temporalmente. Pero no, Ricardo tiene bastante protagonismo en la trama y por esto lo inaceptable de la omisión. Narrar la expedición de la Tercera Cruzada ignorando la llegada al campamento cruzado en Sicilia de Berenguela y Leonor de Aquitania, la conquista de Chipre emprendida por Ricardo tras haber intentado su gobernador sacar partido del naufragio del barco en el que viajaban Juana y Berenguela, y la boda entre Berenguela y Ricardo en Limasol, sólo puede significar que el autor no se ha documentado convenientemente.


Claro que esta deficiencia no sorprende si uno lee, previamente, la bibliografía consultada y el contenido de la solapa de la portada. En esta última, mientras se intenta presumir del buen trabajo de documentación realizado por el autor, se dice que ha recorrido el suelo británico por ciudades, museos, catedrales, monasterios y castillos mediavales, siguiendo las huellas de Ricardo I Corazón de León... ¡Menudo viaje más inútil! Ricardo, donde realmente vivió, combatió y disfrutó la mayor parte de su vida fue en Francia. Por tanto, para verdaderamente seguir sus pasos, el suelo que Gonzalo Iribarnegay debería haber recorrido era el de Normandía, Anjou, Turena, Aquitania y Gascuña. Al fin y al cabo, a lo largo de toda su existencia Ricardo no estuvo ni doce meses en Inglaterra; y de ellos, apenas cinco siendo su rey.

Para rematar la faena, el autor comienza la novela situando a Ricardo en Inglaterra en 1190, cuando, como no cuesta mucho conocer, desde diciembre de 1189 se encontraba ya en Francia. Además, copiando recursos literarios de otros autores, mete en escena a Robin Hood y a Blondel de Neslé, dos personajes que, en realidad, nada tienen que ver con él ni con su época. Ciertamente, el rigor histórico escasea bastante.

Pero bueno, si olvidamos todo esto (que ya es mucho olvidar), hay que reconocer que la novela se deja leer. Aunque no aporta nada nuevo y el desarrollo es previsible, resulta entretenida. Vamos, que se podría hasta recomendar como lectura para vacaciones. En cierto modo, se podría decir que se trata de una versión muy light de "Los pilares de la tierra".

Ficha técnica:

Título: Tiempos turbulentos, en el reinado de Ricardo I Corazón de León
Autor: Gonzalo Iribarnegaray
Editorial: Status Ediciones
Año: 2005
Páginas: 437
ISBN: 84-932293-7-7

Sinopsis de la contraportada:

Tiempos turbulentos narra la historia de distintos personajes a lo largo de la última década del siglo XII, donde sus vidas se van cruzando irremediablemente en una serie de traiciones, pasiones, luchas, amores y desengaños en esa época turbulenta y violenta que fue la Edad Media.

La fascinación que siente el autor por la aventura y los tiempos pretéritos da lugar a esta novela histórica repleta de acción, abusos y atrocidades, pero también llena de lealtad, amor y sensibilidad; una combinación que mantine siempre viva la atención del lector. Por sus páginas desfilan reyes, nobles, villanos, caballeros, soldados, prestamistas, trovadores, clérigos, comerciantes y campesinos.

Con el fondo histórico de la Tercera Cruzada, Gonzalo Iribarnegaray ofrece el reflejo de una época oscura pero a la vez luminosa, una época violenta pero al mismo tiempo pasional, una época en la que todo tenía fuerza y vitalidad y donde los personajes se movían al son de quien empuñaba la espada.
.

Manuel Sagastibelza