21 octubre 2008

Crónicas irReales del Reyno de Navarra.

Hace una semana, uno de vosotros me informaba de la existencia de un libro en cuya reseña se mencionaba a Berenguela. Pues bien, como ya me he hecho con él, aquí van los comentarios prometidos.

Crónicas Irreales del Reyno de Navarra es una original y divertida obra en la que se recogen ocho episodios auténticamente ficticios de nuestra historia, que nos descubren hechos y sucesos que hasta ahora ningún historiador, por las oscuras razones que fueran (porque han tenido que ser muy oscuras), había estimado oportuno revelarlos. Así, es de agradecer que su autor, Mikel Zuza, se haya atrevido, además de a desvelarlos, a novelarlos en la medida de lo posible para hacerlos más amenos.


Los ocho episodios se relatan en otros tantos capítulos cuyos títulos son: "Un golpe definitivo", "Sorpresa en el Chapitel", "El torneo", "El ajedrez de Sancho el Sabio", "La cita", "El regreso del caballero", "Scripta Manent" y "El ángel y el Dragón". En ellos vamos a poder comprobar, por ejemplo, cómo los partidarios del príncipe Carlos de Viana tramaron el asesinato de su madrastra y del hijo que estaba a punto de tener -el futuro Fernando el Católico-, en un desesperado último intento por revertir su derrota en la Batalla de Aibar de 1451, y de cuales fueron las sorprendentes consecuencias de esta acción. También conoceremos, por fin, el verdadero origen de los encierros de Pamplona y de muchas de las costumbres sanfermineras que se vienen repitiendo desde entonces. Asimismo, seremos testigos privilegiados del singular y épico duelo protagonizado entre nuestro Teobaldo I el Trovador y Alfonso X el Sabio de Castilla allá por 1252, y comprobaremos por qué ni Dios se atrevió a tomar partido por ninguno de los dos contendientes.

Por lo que Berenguela se refiere, son dos los episodios que le afectan: "El ajedrez de Sancho el Sabio" y "La cita". En el primero, el autor nos ofrece el fruto de una ardua labor de investigación que recoge las peripecias que el destino deparó a una de las joyas del arte medieval navarro: el apreciadísimo ajedrez que su padre le regaló con motivo de su boda con Ricardo Corazón de León.

"...aun resultando innegable que no tenemos pruebas de que existiese, no es menos cierto que ahora, ocho siglos después, y gracias al minucioso, inspirado y espectacular trabajo del escultor Fermín Zuza, no hay duda de que sí existe". Crónicas Irreales, p.190.

En el segundo, mientras se nos descubre la razón por la cual se esculpió en la iglesia de San Miguel de Estella la primera representación del actual escudo de Navarra, se corrige en su totalidad lo que hasta ahora se nos había contado acerca del célebre torneo en el que Ricardo conoció a Berenguela. En fin, una valiosa e interesante información que, aunque casi consigue convencerme, lamentablemente no voy a poder utilizar.

Y es que Mikel Zuza lo ha hecho tan bien, que si no llego a leer sus notas explicativas al final de libro, todavía me estaría preguntando hasta qué punto habría conseguido engañarme. Ojalá no tengamos que esperar mucho para conocer su próximo trabajo, porque éste, después de comprobar lo bien que se desenvuelve en la recreación histórica, sabe a muy poco. Navarra necesitaba su Walter Scott particular, y podemos estar ante él.

Ficha técnica:

Título: Cronicas Irreales del Reyno de Navarra
Autor: Mikel Zuza Viniegra
Editorial: Ttarttalo
Año: 2008
Páginas: 216
ISBN: 978-84-9843-138-4

Sinopsis de la contraportada:

Ocho narraciones componen estas Crónicas Irreales del Reyno de Navarra que engarzan con habilidad hechos recogidos en la abundante documentación medieval navarra, con pequeñas ficciones que permiten imaginar una historia diferente a la que siempre nos han contado.

Conoceremos el extraordinario regalo de bodas que Sancho el Sabio ofreció a su hija, la princesa Berenguela, a la que volveremos a encontrar en la hermosa ciudad de Estella, mientras vemos al rey trovador Teobaldo salir airoso en Tudela de un desafío muy particular... De la mano del caballero de Ultrapuertos Pierres de Lasaga arribaremos a la misteriosa Albania, y en Pamplona nos asombrará un imprevisto acontecimiento de tintes casi míticos... En la fastuosa corte de Olite compartiremos los desvelos de Carlos III el Noble para mantener la paz en su reino, y también las intrigas de Juan II para arrebatar el trono a su propio hijo, el príncipe de Viana, cuyos partidarios tratarán de impedírselo en tierras de Sangüesa...


Apuntes.

Mikel Zuza es licenciado en Geografía e Historia y bibliotecario de profesión. Antes que éste -su primer trabajo literario- ha publicado dos artículos en la revista Príncipe de Viana: "Sobre una posible identificación del donante en la portada de Ujué"[01] y "El escudo de las amazonas y un ciclo de Hércules en la catedral de Pamplona"[02]. Por lo que parece, está en su mente continuar descubriendonos más crónicas irreales en el futuro [03]. Esperaremos expectantes.

No puedo terminar esta reseña sin mostrarle mi agradecimiento por haber incluido este humilde blog en su recomendación bibliográfica final (p. 213), y sin realizarle unas pequeñas correcciones [04]. La afirmación de que Juan Sin Tierra reconoció la herencia de viuda de Berenguela (p. 92) es verdad sólo en parte: ciertamente reconoció la deuda, pero nunca la pagó. Y esto, a pesar de las muchas amenazas papales. Berenguela sólo obtuvo la recompensa económica que le correspondía tras la muerte de su cuñado, y una vez en el trono Enrique III. La concesión del Señorío de Le Mans tampoco fue obra de Juan, sino de Felipe II Augusto de Francia, que reconociendo los derechos de Berenguela sobre varias ciudades normandas recién conquistadas, se lo dio a cambio. Tampoco es correcta la ilustración que recoge su tumba en la sala capitular de la abadía de l'Epau, pues la posición de los brazos y del limosnero es inversa a la representada.

Manuel Sagastibelza.

[01] Príncipe de Viana, nº 226, 2002, pp. 327-338. Podéis consultar el artículo siguiendo este vínculo a Dialnet.
[02] Príncipe de Viana, nº 240, 2007, pp. 7-58.
[03] El comentario se recoge en esta noticia publicada en la edición electrónica del Diario de Navarra el mismo día de la presentación del libro. Al día siguiente, la edición en papel ya no lo recoge, aunque, a cambio, nos permite contemplar una fotografía del autor junto a una de las piezas del irreal ajedrez de Sancho el Sabio que su hermano ha conseguido reproducir basándose en la documentación conservada.
[04] Como podréis comprobar en los comentarios del [des]Conocer Navarra, gracias al blog he establecido contacto con el autor. Como primera consecuencia de este afortunado encuentro, puedo ofreceros "en exclusiva" una imagen del verdadero Ajedrez de Sancho el Sabio, que, como era de esperar, es una maravillosa obra de arte.

5 comentarios:

Carlos dijo...

Os recomiendo vivamente la lectura de este delicioso libro con el que nos ha obsequiado Mikel Zuza.

Manuel dijo...

Sí, por supuesto. No lo había dicho explícitamente, pero es evidente que yo también lo recomiendo. Hoy me saltaba la risa mientras se lo recomendaba a un compañero de trabajo (le estaba haciendo un resumen del origen de los encierros).

farandala dijo...

Pocos libros historicos me han deleitado ultimamente, tan de moda la novela historica, que deforma la historia y la modela al capricho de los escritores, ésta tiene el aliciente de que cada historia luego está explicada y cotejada con los datos fehacientes de los archivos...reales.
Apasionante el relato de Berenguela y Ricardo Corazón de León, del que el autor Mikel Zuza podría sacar una gran novela. Gracias por el placer de leer y espero más publicaciones ....
Nandi

farandala dijo...

La Edad media fué una época de luz y poder para la humanidad, pero como no era el momento, se llevó a cabo una "globalización" de la época, todo estaba predestinado para que Fernando el Católico se casara con Isabel de Castilla e inviertieran en la "conquista de Indias", que llevó a Castilla a ser el nuevo Imperio Mundial, y con él la Inquisición, que redujo el poder personal de los humanos europeos hacia el miedo y el terror de la religión fanatica, la propiedad privada, los tributos, etc. etc. nos han llevado hasta hoy con el mismo sistema, que por cierto, se desquebraja... y comienzan una nueva globalización...¿¿¿

Manuel dijo...

Hola Farandala. Puedes seguir las andanzas de Berenguela y Ricardo en el blog que Mikel tiene con más crónicas irreales. Verás un enlace a él en la columna de la derecha.

Eso sí, al contrario que en el libro, Mikel ya no nos da pistas sobre qué fue, qué pudo ser y qué no fue. Y como es tan malo malísimo, en su ánimo siempre está el de despistar al personal. Así, lo que parece verosímil acostumbra a ser irreal, y, por el contrario, lo que parece fruto de su imaginación suele resultar muchas veces cierto.

Por esto, investigar un poco resulta, además de coveniente, muy gratificante.